Mucha gente no lo sabe, pero existe una clase de campañas de crowdfunding peculiar. No suelen ser la gran mayoría de los casos, pero suelen presentarse sin buenos resultados. Se le conoce como “pet project” y muchos de ellos se convierten en campañas que no triunfan. Hoy analizaremos el tema y descubriremos de qué se trata. Y cómo puedes evitarlo.

¿Qué es un pet project?

Para empezar, hay que definir de qué estamos hablando. Según Wiktionary, un pet project (proyecto mascota) es “un proyecto, actividad u objetivo perseguido como uno favorito personal, en lugar de porque generalmente se acepta como necesario o importante”. Pero esto hace que uno se pregunte, ¿está mal que queramos perseguir un proyecto que personalmente nos agrada?

En general, no tiene nada de malo. Excepto cuando se trata de algo en los que nos enfrascamos meticulosamente y de manera caprichosa. Imagina a alguien tiene idea que más que haber nacido por una pasión autentica, provino de una fantasía. Algo que se desea hacer para satisfacer un capricho. De eso se tratan los pet projects. Ahora imagina que alguien quiere no solo hacer uno, sino financiarlo a través de crowdfunding.

¿Te gustaría leer esta entrada en inglés? ¡Haz clic aquí!

Sus riesgos en el crowdfunding

Un pet project no es un término exclusivamente usado para las campañas de crowdfunding. Puede definirse como cualquier tipo de objetivo u meta desde varios ámbitos. Pero no quiere decir que uno no puede convertirse en una campaña. Esto es particularmente peligroso, puesto que conlleva perder la confianza de la gente. Insultar la inteligencia del público siempre es un error fatal. Puesto que si una idea no es genuina, difícilmente obtendrá dinero.

Esto suele suceder particularmente con celebridades. No está mal que una persona famosa quiera hacer una campaña de crowdfunding, pero en estos casos la gente tiene más recelo. Está el caso de la actriz estadounidense Zosia Mamet, cuya campaña de crowdfunding para financiar un vídeo musical no tuvo éxito. Algunos sospecharon que se trataba un pet project y teorizaron que el fracaso de la campaña se debió a esto.

Melissa Joan Hart Campaña Crowdfunding
Las celebridades suelen ser las más señaladas de llevar a cabo esta clase de campañas. Como la actriz estadounidense Melissa Joan Hart, quien intentó financiar una película con una meta de $2 millones pero no fue un éxito. Fuente: Entertainment Tonight

Hablando de casos más particulares

El caso de las celebridades es que siempre se asume que en verdad no necesitan el dinero. Ya sea porque son gente adinerada o porque sus ideas carecen de autenticidad. Pero en el caso de personas no famosas, el efecto puede ser igual de negativo. Aunque a decir verdad, el “efecto negativo” implica ahuyentar el interés de la gente. ¿Cómo? Demostrando que la campaña es un capricho y no algo de verdadero valor.

Pongamos un caso radical. ¿Recuerdas a Zack Danger? El hombre que creó una campaña para financiar la elaboración de una ensalada de papas en 2014. Empezó con una meta de $10 y terminó recaudando cerca de $50,000. ¿Cómo se explica esto…? Primero que nada, la campaña logró llamar la atención de la gente porque les hacía reír y se notaba que no esperaba recaudar mucho dinero.

Zack Danger Ensalada de papas
El éxito de una campaña de crowdfunding radica en la capacidad de esta de incentivar a la gente. Tal como lo hizo Zack Danger de forma no intencional. Fuente: Toronto Star

Todo lo que empezó como una broma de una u otra manera ganó los corazones de la gente. No se trataba de un pet project, puesto fue algo que su creador no se tomaba en serio. En cambio, un pet project en crowdfunding es una campaña cuyo creador sí se toma en serio pero que solo parece parece beneficiar más a él. Esto es lo que mucho critican como “querer tratar de ordeñar dinero de la gente” por puro gusto personal.

Si de verdad quieres ignorar todo esto y financiar un pet project, puedes hacerlo. No olvides que tendrás que darle a la gente buenas razones para contribuir. Y sobre todo lograr convencer a la gente. En tal caso, si sospechas que tu campaña parece un pet project considera hacer unos cambios. Enfocar la campaña más a lo que la le gustaría a la gente y en algo que los motive a dar contribuciones. Siempre revisa tu campaña antes de publicarla.

pet project campaña crowdfunding
Aunque no seas una celebridad, siempre debes tomar el tiempo de revisar tu campaña de crowdfunding. Asegurándote de que tenga pasión y autenticidad. ¿Tiene todo lo necesario para llegar a las personas…?

Te damos muchas gracias por leer esta entrada, ¡esperamos que te haya gustado! Te invitamos a compartir esta entrada con tus amigos. Así les das algo interesante para leer y nos ayudas a alcanzar más gente.

Podría interesarte: 5 curiosidades que no conocías del crowdfunding inmobiliario

¡Piensa muy bien antes de crear una campaña!