El crowdfunding si duda alguna ha impulsado los sueños de muchas personas. No obstante, este método de financiamiento tiene sus detractores. Los cuales no tienen empacho en decir abiertamente: “odio el crowdfunding”. Tomando esto en cuenta, ¿de donde proviene todo este rechazo? Recopilamos información al respecto y hoy hablaremos del tema.

“Odio el crowdfunding”: ¿Pero por qué?

No se puede negar que el crowdfunding cambió el mundo de la economía como lo conocemos. Tan temprano como la década de 2000, el microfinanciamiento ya estaba dando de qué hablar. Pero mientras algunos lo veían como el método de financiamiento del futuro, otras personas arrugaban la cara. No se notaba a simple vista pero durante el transcurso de los años el crowdfunding comenzó a generar diversas críticas.

Solo por dar un ejemplo, varias críticas surgieron a raíz de la aprobación de la Ley JOBS en 2012 dentro de Estados Unidos. Nuevamente, muchos expertos en el mundo de los negocios mostraron su descontento ante dicha ley. Ryan Caldbeck, CEO de CircleUp, escribió un artículo en Forbes sobre el tema en 2013. Allí, expresó que las críticas principales al crowdfunding provenían de falta de confidencialidad y la indiscriminación de inversores.

crowdfunding financiamiento privado
Algunas empresas prefieren obtener dinero por métodos convencionales. Ya que consideran que el crowdfunding viraliza en exceso a una start-up o negocio emergente. Fuente: SME BANK

A partir de aquí, comenzó a salir una gran cantidad de personas compartiendo sus experiencias y puntos de vista. Uno de ellos fue un artículo del columnista y escritor Robrt Pela para Phoenix New Times en 2015. Según él, el crowdfunding se presta para financiar proyectos personales de gente que trabaja y gana un sueldo. O gente que definitivamente hará lo que sea para evitar tener que trabajar.

Otra crítica interesante es la de Monica Davidson, directora del servicio de empresa a empresa Creative Plus Business. Quien escribió en 2017 un artículo en LinkedIn donde explica que el crowdfunding es útil pero tiene desventajas. Entre ellas, puede comprometer el bienestar emocional de un individuo. Y que al implicar un plan de promoción fuerte, es posible que el creador de la campaña se exponga a recibir retroalimentación negativa.

Por cierto, puedes leer esta entrada en inglés.

Algunas otras razones

Hasta ahora tenemos algunas observaciones y críticas hacía el crowdfunding. Un artículo de BroBible también hace una observación similar a la de Robrt Pela. Ellos advierten que el crowdfunding se está convirtiendo en una herramienta para que personas que no desean trabajar financien sus “pet projects“. Algo de lo que por cierto, habíamos hablado en una entrada pasada.

También sucede que el rechazo al crowdfunding ocurre debido a razones políticas. Tal y como lo define un artículo de WDN escrito por Phil Elmore en 2016. Quien expresó que el crowdfunding es odiado y rechazado por algunos sectores políticos de izquierda. Los cuales suelen criticarlo en especial cuando es usado por la gente para pagar servicios que son legalmente gratuitos. Como por ejemplo, un tratamiento médico.

the daily dot izquierda odia crowdfunding
Una publicación en Facebook del diario norteramericano The Daily Dot, el cual muestra una nota de prensa de su sitio web donde critican que algunas víctimas de violación tienen que usar crowdfunding para pagar tratamientos médicos. Fuente: WND

Para terminar, mostraremos un análisis hecho por la revista de crowdfunding Crowdfunders. En 2015 publicaron un artículo con varias razones por las cuales la gente odia el crowdfunding. Una de ellas es que algunos no creen en este método de financiamiento. Puesto que podrían considerarlo un método de financiamiento poco seguro y sin ningún tipo de garantía.

El artículo explica que algunos detractores del crowdfunding consideran que este alienta la mendicidad. Y que en donde podría haber gente inteligente ahorrando dinero para financiar sus proyectos, hay gente que en su lugar “mendiga dinero” de forma desvergonzada e incluso patética. Pero a su vez aclara que esta es una percepción errónea porque existen campañas de crowdfunding exitosas y serias que demuestran lo contrario.

Millenials Abuso Crowdfunding
Brobible advierte en su artículo sobre la gente que abusa del crowdfunding. Contando como un grupo de jóvenes les enviaron un e-mail para pedirles que dieran dinero a su campaña para reencontrarse y divertirse juntos.

Este método de financiamiento sin duda alguna puede molestar a algunas personas. Lo suficientemente como para hacerlas gritar “¡Odio el crowdfunding!” Independientemente de las razones, podemos decir con seguridad que el crowdfunding no tiene como misión financiar causas insignificantes. Está más pensando para personas que saben cómo acercarse a la audiencia con un propósito grande y sincero.

Muchas gracias por leer esta entrada. ¡Esperamos que te haya gustado! Por favor, te invitamos a que la compartas en redes sociales con tus amigos. Así nos ayudas a alcanzar a más gente y compartes contenido interesante.

Podría interesarte: ¿Por qué el periodismo es tan poco popular en el crowdfunding?

¿Crees que se justifica el odio al crowdfunding?