Las mujeres se caracterizan por ser ávidas emprendedoras cuando se lo proponen. Y en Latinoamérica, esta iniciativa suele verse de manera sorprendente. Puesto que las mujeres latinoamericanas han convertido un oficio artesanal en un negocio: el chocolate. Y es así como están llegando a rivalizar con algunas empresas locales.

Mujeres latinoamericanas que hacen negocios con el chocolate

En el continente latinoamericano, se han hecho negocios con el chocolate desde tiempos inmemorables. En décadas pasadas, las mujeres tomaron un oficio que consistía en moler las semillas del cacao para ser convertidas en chocolate. O mejor dicho, chocolate orgánico. Producido a través de la siembra y cosecha del cacao.

Esta práctica tiene muchos años en América Latina, se tiene conocimiento desde 2003 en Costa Rica. Específicamente en el pueblo de Shiroles, en la Cordillera de Talamanca. Donde los indígenas mantenían la tradición de producir chocolate. Pero que durante ese año terminó en manos en de las mujeres indígenas convirtiéndose en una empresa.

Si lo prefieres, puedes leer esta entrada en inglés.

Fue posible saber esto a través de una nota de prensa del periódico costarricense La Nación, el cual cuenta este hecho. Agregando que el chocolate producido por las manos de estas mujeres emprendedoras es 100% natural y hecho con su gran esfuerzo. Que como dijimos antes, es una tradición que sus antepasadas indígenas llevaron a cabo desde décadas.

Así como en este pueblo de Costa Rica, otros pueblos en Latinoamérica han creado esta tradición del chocolate. Y al igual que las mujeres indígenas de Shiroles, han logrado convertirse en un negocio que les permite ganar suficiente dinero para mantener a sus familias. Puesto que es bastante rentable.

Tsirushka Chocolate Mujeres Indígenas
Un paquete de “Tsirushka” (palabra del idioma indígena bribri que significa “chocolate”). El cual contiene cacao orgánico hecho por mujeres indígenas del pueblo de Shiroles, en Talamanca, Costa Rica. Fuente: 10Best.com

México, Perú, Venezuela y República Dominicana

Estos países también albergan mujeres que han convertido al chocolate en un negocio. En México, las mujeres amuzgas del municipio de Xochistlahuaca en el estado de Guerrero, están detrás de la creación de un chocolate artesanal que se vende en distintos estado de este país. Según una noticia del diario mexicano De10, el cual explica que este chocolate orgánico tiene por nombre “Taxua”.

Venezuela no se queda atrás, de esta tierra nació una de las mujeres emprendedoras del chocolate más reconocidas de su país. Y se trata de María Fernanda Di Giacobbe, conocida como “La embajadora del cacao”. Puesto que ella fue la fundadora de KAKAO, una empresa que empoderó a otras mujeres venezolanas a través de sus habilidades para hacer chocolate.

Haciendo un viaje a Perú, nos enteramos que las mujeres chocolateras de Tocache llevan tiempo produciendo este rico manjar. A través de la Asociación de Mujeres Chocolateras de Nuevo Bambamarca – Tocache y su presidenta, la chocolatera peruana Nudith Vásquez. En esta asociación se les enseña a las mujeres a ser independientes para sostener sus hogares a través de la producción de chocolate.

Asociación de Mujeres Chocolateras de Nuevo Bambamarca – Tocache
Nudith Vásquez produce y vende chocolates en San Martín con la ayuda de mujeres especializadas en la manipulación del cacao. Fuente: Pinterest

Y por último, damos un salto a República Dominicana, donde ahora las mujeres pasan a ser empresarias. Todo gracias a la gestión de la empresa chocolatera Chocal (Chocolate de la Cuenca de Altamira). Aquí es posible observar la industrialización del cacao convertido en chocolate a través de las manos de mujeres dominicanas.

El chocolate le ha estado dando trabajo a las mujeres latinoamericanas desde siglos. En muchos países de este continente se ha convertido en una tradición que hoy en día sigue vigente. Incluso ha permitido que muchas de ellas logren salir adelante y mantener a sus familia en momentos de crisis. Sin duda alguna el chocolate es igual a empoderamiento femenino en América Latina.

¿Te gustó esta entrada? Te invitamos a compartirla en tus redes sociales para que tus amigos puedan leer contenido interesante y nos ayudes a llegar más lejos.

Podría interesarte: 5 pasos para rescatar tu negocio con el crowdfunding

¡Que vivan las mujeres chocolateras de Latinoamérica!