Ya conoces el crowdfunding, la financiación colectiva que permite cumplir tus sueños. Aunque a estas alturas ya deberías saber que existen muchos tipos de colaboración colectiva. Una de ellas es el crowdsourcing, una forma de obtener bienes y servicios a través de la gente. ¿De qué se trata…? Hoy lo explicaremos en detalle.

Crowdsourcing como una alternativa de apoyo

El crowdsourcing puede entenderse como un modelo de outsourcing. Es decir, un método de abastacemiento y/u obtención de bienes y/o servicios. Consiste en obtenerlos de forma acumulativa, principalmente a través de usuarios de Internet. Este término se utilizó por primera vez en el año 2005, por los editores Jeff Howe y Mark Robinson de la revista Wired.

Ellos hicieron esto para explicar como algunos negocios utilizaron el apoyo de la gente. En su mayoría como método de outsourcing. Próximamente, ellos combinaron las palabras crowd (público) y outsourcing (subcontratación) y las convirtieron en “crowdsourcing”. En junio de 2006, Jeff Howe publicó un artículo en Wired donde él mismo definió este término de la siguiente manera:

“Simplemente definido, el crowdsourcing representa el acto de una empresa o institución que asume una función una vez realizada por los empleados y la subcontrata a una red indefinida (y generalmente grande) de personas en forma de una llamada abierta. Esto puede tomar la forma de producción (cuando el trabajo se realiza en colaboración), pero también suele ser realizado por personas individuales. El requisito previo crucial es el uso del formato de convocatoria abierta y la gran red de trabajadores potenciales “.

Como se pudo observar, el crowdsourcing puede darse en una empresa o institución. Esto quiere decir que puede cubrir diversas ámbitos sociales y comerciales. Utilicemos un ejemplo antiguo para entender cómo funciona. En el año 1714, el gobierno británico ofreció un premio monetario al público. El cual sería otorgado a quien lograse medir la posición longitudinal de un barco de forma efectiva.

¿Te suena familiar? Seguro que sí. Hoy en día hay muchas formas de crowdsourcing, como por ejemplo hacer un concurso de diseño para elegir el logotipo de una empresa. O crear un casting para elegir a uno o varios candidatos para una actividad particular. Entonces entendemos que el crowdsourcing es invitar a la audiencia a través de una convocatoria abierta. De manera que esta pueda ofrecer su apoyo para alcanzar una meta.

¿Te gustaría leer esta entrada en inglés? Haz clic aquí.

Como ayuda para impulsar negocios

Así como las empresas usan el crowdfunding para financiar sus negocios, también emplean el crowdsourcing. Una empresa, individuo o institución puede usarlo para delegar y/o externalizar funciones o tareas a un grupo de personas. Las cuales deben estar cualificadas para llevar a cabo el respectivo trabajo que se requiere. Estas personas no solo se limitan a hacer trabajos, sino que también pueden ofrecer ideas para mejorar el negocio.

Un ejemplo muy conocido es la Wikipedia, autodenominada como la “enciclopedia de Internet de libre acceso y contenido libre”. Fue fundada en 2001 por Jimmy Wales y Larry Sanger. Y su trabajo es ofrecer contenido e información libre a los usuarios de Internet. Para ello, la Wikipedia se apoya de estas personas para que escriban artículos sobre toda clase de temas. En especial usuarios con conocimientos en un tema concreto.

Wikipedia Colaboracion Crowdsourcing
Actualmente la Wikipedia está disponible en más de 200 idiomas y contiene alrededor de 5,703,211 artículos. Todos escritos por miles de personas en todo el mundo. Fuente: webeden.co.uk

El crowdsourcing ha sido utilizado para impulsar la ingeniería, geografía, periodismo, la genética y muchas otras ramas. Gobiernos, instituciones y empresas lo emplean porque es una forma útil de obtener información y/o recursos a nivel masivo. El crowdfunding en sí es una manifestación del crowdsourcing pero dirigida en este caso al financiamiento. Puesto que como dijimos antes, puede abarcar muchas cosas.

Hoy en día, este método de outsourcing se utiliza más en Internet. Las empresas convocan a la gente a dar ideas y soluciones a sus problemas. Lo cual en algunos casos puede incluir financiamiento (crowdfunding). En otros casos, permite que un público (cualificado o no) pruebe productos o servicios para determinar su valor y posibles defectos. Las empresas confían en los usuarios también para recopilar información o medir fenómenos específicos.

Flickr Comunidad Crowdsourcing
En 2004 se fundó Flickr, un sitio web donde se almacenan, comparten y distribuyen fotos y vídeos de todo tipo. Dentro de una comunidad de usuarios que las ofrecen bajos distintas licencias. Fuente: Libris Blog – PhotoShelter

Si buscas un método efectivo de obtener recursos, el crowdsourcing es sin duda un método viable. Especialmente porque no se limita exclusivamente al mundo de los negocios. Es muy probable que hayas participado sin saberlo en una iniciativa de este tipo. Incluso antes, durante y después de una campaña de crowdfunding esto se aplica. Porque se crea una comunidad de gente no solo para que aporte dinero sino para que te apoye en otros aspectos.

¡Gracias por leer esta entrada! Esperamos que te haya gustado, te invitamos a compartirla en tus redes sociales. De esa manera nos ayudas a alcanzar a más personas y compartes contenido entretenido con tus amigos.

Podría interesarte: Las microfinanzas y el debate que generan

¡Otra forma de impulsar tus ideas con la gente!

Fotografía utilizada para la imagen principal de la entrada por Nick Youngson en Alpha Stock Images/CC BY-SA 3.0