Obtener financiamiento para tu nueva empresa puede ser un dolor de cabeza, pero hay una variedad de alternativa para conseguir los fondos que necesitas, entre ellos están el crowdfunding o los préstamos bancarios. ¿Cuál de ellos será mejor?

Antes de comenzar a buscar financiamiento se debe tener muy bien definido el producto, mientras más clara sea la propuesta de negocios, mejor, de lo contrario será imposible conseguir los fondos para tu nuevo negocio.

Entre el préstamo bancario y el crowdfunding el más convencional es el primero, además, es el que lleva más tiempo existiendo, en cambio el segundo es una estrategia que apenas está tomando fuerza. Por lo tanto, es común tenerle más confianza a los préstamos bancarios. ¿Pero sigue siendo confiable?

Si lo deseas, puedes leer esta entrada en inglés 

Crowdfunding vs. Préstamos bancarios ¿Cuál es mejor? 1

Los préstamos bancarios  

Un préstamo de una entidad financiera consiste en conceder dinero a una empresa con la condición de que dicha empresa pagará una tasa de intereses en un tiempo estipulado.

Una de los principales inconvenientes es que las bancas exigen algún  tipo de garantía personal o  real como manera de garantía que se realizara la devolución del dinero o el pago de intereses. Eso representa un obstáculo para varios start ups ya que no poseen ningún tipo de bien para ofrecer al banco como manera de garantía.

Crowdfunding vs. Préstamos bancarios ¿Cuál es mejor? 2

Otro proceso que se puede volver engorroso es el protocolo para aceptar e prestamos ya que las entidades bancarias suelen evaluar la idea de negocio, en que se usará el dinero, la rentabilidad d del producto, entre otras variables que pueden atrasar el proceso de construcción de tu empresa. Se pierde mucho tiempo.

Es por eso que estos préstamos son más viables cuando se trata de un negocio ya establecido o con una idea que sea fácil y segura de financiar.

El crowdfunding

Por otro lado, el crowdfunding o el financiamiento colectivo es una estrategia que consiste en publicar tu idea de negocio en una plataforma como la de Solidaridad Latina para que tu negocio reciba donaciones de varios micro inversores a cambio de recompensas.

Esta práctica ha tenido un crecimiento considerable, según World Economic Forum (WEF), desde 2010, el crowdfunding ha aumentado su tasa anual en más de 110% y en 2015 alcanzó un volumen de casi 70 mil millones de dólares a nivel mundial.

Las campañas de crowdfunding tienen la gran ventaja de que te permiten conectar con tu clientela antes de que salga el producto. También, requieren menos tiempo que solicitar un préstamo bancario.

Crowdfunding vs. Préstamos bancarios ¿Cuál es mejor? 3

El crowdfunding de préstamo, una tercera alternativa

También conocido como el crowdlending, es una mezcla del concepto del  crowdfunding con los préstamos, sin entidades bancarias intermediarias. El empresario publica su negocio en una plataforma online y los inversores prestan fondos con la promesa del retorno de su dinero más una tasa de interés.

Las plataforma de crowdlending se aseguran que los proyectistas puedan retornar el dinero que prestan los microinversores, es decir, ellos tienen que justificar como van a regresar el prestamos para que campaña sea aprobada por ejecutivos de la plataforma web. Así todos salen ganado.

Crowdfunding vs. Préstamos bancarios ¿Cuál es mejor? 4

En conclusión, el crowdfunding ha desplazado a los préstamos bancarios por que reducen tiempo y no hay procesos exhaustivos de selección. El financiamiento colectivo es lo que más te conviene si estas iniciando una empresa, pero si ya tienes una empresa puedes usar un préstamo bancario sin problemas, incluso podrías arriesgarte con el crowdlending si quieres evitar entidades bancarias.

En Latinoamérica hace falta mucha más cultura sobre el crowdfunding, comparte este articulo con tus amigos para que juntos podamos dar a conocer esta alternativa de financiamiento.

Si te gusta esta entrada, te puede interesar: 5 Tipos de crowdfunding que necesitas saber

El crowdfunding un alternativa ante los préstamos bancarios