En el mundo del crowdfunding han surgido cientos de historias, las cuales no siempre son totalmente ciertas. Probablemente hayas visto o te hayas imagino algunas de ellas. Lo cierto es que muchos expertos han estudiado este tema muy de cerca. Por lo tanto, hoy vamos a sacar a luz cuáles de estas hipótesis son mitos y cuál es la realidad.

Mitos vs Realidades

Curiosamente, muchos de estos mitos se esparcieron por el Internet gracias a artículos, entradas de blog y tutoriales sobre crowdfunding. Si bien la mayoría no lo hizo con malas intenciones, cabe destacar que esto hizo que dichos mitos dieran la vuelta a la web.

Con el fin de evitar que alguien más caiga en algo que no es cierto, hoy vamos a desenmarañar esta red de mitos. También incluiremos varios de ellos que fueron divulgados por la red o que ya fueron desmentidos por expertos. Vamos a ello.

Wait up! ¿Te gustaría leer esta entrada en inglés…?

“Mi campaña de crowdfunding comienza cuando ya está publicada”

¡Ten cuidado con esto! Este es uno de los mitos más proliferados del crowdfunding. Para que tu campaña de crowdfunding tenga éxito, necesitas crear un plan antes de lanzarla. Hemos reiterado esto en varias entradas pasadas y muchos expertos también hacen mención de esto.

“Los únicos capaces de contribuir son gente de dinero”

No necesariamente. La audiencia de una campaña de crowdfunding se divide tanto en gente adinerada como en personas de clase media. Cualquier persona que tenga dinero para aportar y que vea una campaña que le llame la atención, no tendrá problemas en contribuir.

“El crowdfunding es fácil y solo es crear una campaña y voilà!”

[bctt tweet=”Solo del 1% al 2% del dinero recaudado en la campaña de crowdfunding, provendrá de la comunidad perteneciente a la plataforma que utilices. Y cabe destacar que es una norma que se cumple en prácticamente todas las plataformas.” username=”solidaridadla”]

Por ello es importante hacer una red de contactos desde antes de iniciar una campaña. Esto lo explicamos en el pasado en una de nuestras entradas, donde hablábamos sobre la importancia de crear esta red de contactos. Algo que debería llevarse a cabo antes de publicar una campaña de crowdfunding.

“Las plataformas más conocidas de crowdfunding son las que en verdad funcionan”

Esto no es completamente cierto. Hay cientos de plataformas de crowdfunding, cada una dirigida a un objetivo y público específico. Sin embargo, utilizar las más populares no te garantiza el éxito. Aunque no lo creas, hay una alta cantidad de campañas con $0 recaudados en plataformas reconocidas del mercado.

“Tener una buena idea es suficiente para que me financien”

Nuevamente, esto no es 100% verdad. El crowdfunding se ha proliferado tanto en los últimos años, que existen cientos de proyectos innovadores sobre tecnología, películas, atención médica, viceversa. Y muchas de ellas suelen tener el paquete completo: un vídeo, un plan de recompensas detallado y una página llamativa. Pero no han tenido el éxito que esperaban.

“La plataforma de crowdfunding es la que me va a dar el dinero”

¡Ni en sueños! Las plataformas de crowdfunding son solo eso, una plataforma digital. A través de ella se realiza todo el proceso que conforma a la campaña de crowdfunding. No están ahí para aportar dinero automáticamente a tu campaña. Ese es el trabajo de los contribuidores. Y es tu trabajo llamar su atención para que aporten dinero a tu campaña.

“¡El crowdfunding es para los millennials!”

De hecho, no. Los estudio indican que suelen ser personas desde los 25 hasta más de 40 años los que utilizan el crowdfunding. El Índice Kauffman de Actividad Emprendedora determinó en 2013 que personas mayores de 45 años conformaban el 30% de todos lo emprendedores de EEUU. Lo que quiere decir que no solo un millennial puede hacer una campaña de crowdfunding.

Esperamos que luego de leer esta entrada evites caer en conclusiones precipitadas. Lamentamos si decirte todo esto fue una decepción, pero es la realidad. No obstante, no pierdas el ánimo. Ahora que ya sabes la verdad, sabrás cómo debes prepararte para crear una campaña de crowdfunding.

Si esta entrada te gustó y te fue de ayuda, ¡te invitamos a compartirla en tus redes sociales! ¡Un abrazo!

Podría interesarte: Todo lo que deberías saber para crear una campaña de crowdfunding desde Colombia

Nunca caigas en los mitos del crowdfunding…