Al momento de crear una película pueden existir muchos gastos de producción, como los equipos, manutención, pago a los actores, por eso hay momentos en que los productores independientes no consiguen los fondos para crear su proyecto, pero en este caso el crowdfunding busca ser una alternativa para financiar el cine.

Desde que se popularizó el crowdfunding son más los cineastas independientes que deciden financiar su producción creando una campaña de financiamiento colectivo, esto representa una ventaja para los productores y hasta para los donantes.

Como siempre, puedes conseguir esta entrada en inglés

El crowdfunding como alternativa para hacer cine 1
Primero, porque los productores consiguen el financiamiento para su película, aunado de muchos seguidores que seguramente irán a las salas de cine cuando se estrene la película, segundo, porque los donantes se sentirán como participantes activos de un proyecto cinematográfico y van a conseguir beneficios sobre eso.

La primera película financiada con donaciones

En el año 2004, Benjamin Pommeraud y Guillaume Colboc, se ven envueltos en una crisis financiera, pues no conseguían alguna empresa que quisiera invertir en su película Demain la Veille y ellos tampoco tenían los fondos suficientes para empezar por su propia cuenta.

Es entonces cuando, sin saber nada del crowdfunding, empiezan aplicar los mismos principios. Ellos crearon una página web, solicitando a las masas pequeñas donaciones para su película a cambio de un DVD y reconocimiento como manera de recompensa.

Afortunadamente, la estrategia fue un éxito ya que al cabo de tres semanas tenían 20.000 euros y según el portal IMdB, la película fue financiada por 180 donadores internautas.

El crowdfunding como alternativa para hacer cine 2
Pero lo más valioso fue la lección que aprendió Pommeraud con el financiamiento colectivo. El dice que “Lo que nosotros vendimos no fue la película en sí, sino la voluntad para hacer nuestros sueños”. Es decir, ver los sueños realidad es lo más valioso del crowdfunding.

Si quieres ver este cortometraje haz clic aquí

La película más grande financiada con Crowdfunding

Ahora que ya se sabe mucho más del crowdfunding existen, ejemplos de largometrajes que se han financiado a través de una plataforma de financiamiento colectivo. El ejemplo por excelencia es la película de Veronica Mars que continúa la historia de la serie de TV que lleva el mismo nombre.

Para esta oportunidad, Rob Thomas, el creador de la serie y Kristen Bell, la protagonista, decidieron crear un proyecto en la plataforma Kickstarter para producir la película. El trato era que si llegaban a los 2.000.000 dólares, Warner Bros se encargaría de la distribución y de la publicidad de la cinta.

La sorpresa fue cuando en ese mismo fin de semana, los fans de la serie ayudaron a llegar a la meta, es más, al cierre de la campaña ellos habían sobrepasado su objetivo recolectando 5.702.153$ a través de 91.585 patrocinadores.

Como recompensa dieron productos de la película y hasta apariciones estelares en el largometraje.

Un caso de éxito Latinoamericano

A pesar que en el continente latinoamericano no se habla tanto de crowdfunding, todavía hay quienes deciden atreverse con este tipo de financiamiento, incluso los cineastas (si vives en Latinoamérica y quieres financiar tu proyecto cinematográfico, puedes crear tu campaña con nosotros, de hecho, tenemos un chat para ayudarte 😉 )

José Velasco es un boliviano que grabo su cortometraje Cuatro Veces Siete con el financiamiento colectivo, pero en este caso el creó una página de Facebook para promocionar su proyecto con sus amigos y conocidos.

Al cineasta se le ocurrió la idea de crear un menú de recompensas que contenía el obsequio que obtendría el donante si aportaba para la película. (Psst, si quieres ver este corto haz clic aquí)

Esta campaña lo motivó a conseguir ayuda extranjera que se encargaron de los costos de post-producción, detalle que fue de gran ayuda para la culminación del proyecto.

El crowdfunding como alternativa para hacer cine 3
Director José Velasco. Foto: Los Tiempos

Es un hecho que actualmente para hacer cine no necesitas un gran presupuesto, pues con la facilidad de los teléfonos inteligentes y las aplicaciones para editar vídeos facilitan que cualquiera pueda ser un cineasta. No obstante, todavía se necesita más que cámaras para hacer un largo o un cortometraje.

Es así como el crowdfunding puede sobrepasar estos obstáculos financieros, logrando que otros fanáticos del séptimo arte colaboren con los proyectos que les gustan. Acción que acerca mucho más a la audiencia con los directores y productores.

Esta entrada fue dirigida a los que aman hacer si cine, si tienes un amigo que quiera financiar su película comparte este articulo con él, seguro le será de mucha ayuda.

Si te gusto esta entrada, te invitamos a leer: 4 casos de éxito de crowdfunding en Latinoamérica

¡Financia tu película con crowdfunding!