Imagina que consigues una campaña de crowdfunding genial, la idea es impactante e innovadora, tú maravillado por la idea haces un aporte a la campaña ya que te encantaron las recompensas, pero el tiempo pasa y hay un problema. Las recompensas nunca llegan y el proyecto nunca se desarrolla. Estas son las estafas en el crowdfunding.

Si ya te pasó o tienes un amigo que le paso, no te sientas mal, seguramente no son los únicos. Tampoco creas que todas las campañas de crowdfunding terminan en estafas, de hecho, según un estudio las estafas en estas campañas solo representan el 1% de los proyectos de financiamiento colectivo.      

¿Eres bilingüe? Te invitamos a leer esta entrada en inglés

Sin embargo, lo que sí es difícil para cualquier plataforma es tener la garantía de que el proyectista cumplirá su promesa, pero es en esos casos siempre pueden servir los métodos de denuncia para detectar cualquier irregularidad. Aquí te dejamos una entrada para que sepas que hacer en casos de fraudes en el crowdfunding.

Grandes casos de estafas en el crowdfunding 1

No cumplir con las promesas de la campaña e incluso mentir deliberadamente al público es un delito imperdonable en el crowdfunding, por eso revisamos estos casos de estafas que es mejor evitar.

El supuesto cáncer de Jennifer Cataldo

Anteriormente, vimos un caso de cómo una española se aprovecha de la caridad de las personas, pues este caso es bastante similar. Se trata de una persona mintiendo para obtener fondos.

Este caso viene de Alabama y se trata de Jennifer Flynn Cataldo de 37 años. Esta persona creó una campaña de crowdfunding pidiendo que la ayudaran a pagar el tratamiento de su cáncer. Ella obtuvo más de 38.000$, pero muy pronto se detecto el caso de fraude y fue obligada a devolver el dinero a los donadores.  

Grandes casos de estafas en el crowdfunding 2
Fuente: GoFraudMe

Triton Gills, no fue lo que aparentaba

Uno de los casos más populares fue el dispositivo de  Triton Gills, que se suponía que iba a permitir a sus usuarios respirar bajo del agua, su idea reunió más de 800.000$ ¿Cómo? Según la campaña la tecnología de este aparato iba a generar oxigeno del agua para que cualquier persona sea capaza de respirar. Pero esto solo era publicidad del proyecto.

Portales especializado como Digital Trends estudió a profundidad la tecnología del aparato y descubrieron que el Triton utiliza cilindros de oxigeno liquido que permite a los nadadores respirar bajo el agua. Estos no son reusables y son limitados. Así que aquellos que compraron el Triton tendrán que comprar los cilindros para seguir usando el dispositivo.  

Grandes casos de estafas en el crowdfunding 3
Fuente: Digital Trends

La Scooters Elio Motors no recibirá más préstamos

Cuando prometes  y prometes algo, más te vale cumplirlo. Los líderes de este proyecto promocionaban un vehículo de 3 ruedas con gran eficiencia. La scooter fue increíble para reunir dinero en  crowdfunding recolectando un total de 17 millones de dólares. Incluso los creadores dieron conferencias hablando maravillas del financiamiento colectivo.

¿Y qué pasó? Nada… El vehículo debió aparecer en el mercado en  2014 y todavía en el 2018 no ha llegado. Los creadores dieron los avances de la campaña al principio, pero pronto dejaron de dar actualización y fueron vistos haciendo gastos bastantes sospechosos.

Encima, la fecha de lanzamiento ha sido pospuesta varias veces y la Scooters Elio no ha recibido (ni recibirá) más prestamos, incluso, las mismas personas que aportaron a la campaña están convencidas de que no verán el vehículo.

Grandes casos de estafas en el crowdfunding 4
Fuente: ElioMotors

Como explicamos el principio, mentir o no cumplir las promesas es un acto imperdonable en el crowdfunding, por eso siempre es bueno que estos casos los donantes hagan bulla de los hechos suscitados, para que nadie más vuelva a confiar en esa persona y ninguna otra persona pierda su dinero en vano.     

Si esta entrada capto tu atención compártelo con otros amigos, seguro esta información les parece interesante. 

Si te gustó esta entrada te invitamos a leer: “Odio el crowdfunding”: Por qué algunos lo desprecian tanto

Nunca hagas fraude en el crowdfunding