Con el fin de cumplir con nuestra misión de hablar sobre el crowdfunding en Latinoamérica, hoy hablaremos sobre Perú. Un país que ha hecho una gran entrada al mundo del crowdfunding y lo ha abrazado con mucho afecto. Varios emprendedores peruanos han hecho sus propias campañas y han logrado cosas grandes. Hoy vas a conocer a algunos de ellos.

Crowdfunding en Perú

Algunos expertos se ponen de acuerdo en que el crowdfunding llegó a Perú en el 2013. Año en el que Chile ya llevaba la delantera, posiblemente con la creación de Start-Up Chile. A pesar de que el financiamiento colectivo seguía siendo una idea nueva, ya algunos sectores peruanos estaban aprovechando su potencial.

Por cierto, ¡puedes leer esta entrada en inglés!

Al igual que Chile y otros países latinoamericanos, Perú tuvo que luchar contra las políticas que obstaculizaban el emprendimiento. No obstante, pese a todo lo anterior mencionado, este país es muy rico en emprendedores y gente que buscar crear sus propios negocios. O sencillamente hacer una obra para la cual tuvieron que hacer crowdfunding. Veamos a algunos:

Dados de Machu Picchu

Nuestra lista de hoy comienza con una campaña realizada por Carla Escobar, una arquitecta peruana y Juan Manuel Gómez, un ingeniero industrial peruano. Ambos tuvieron la idea de diseñar una serie de dados artesanales hechos con materiales naturales de Machu Picchu. Utilizando gemas y minerales como el lapislázuli, plata peruana, crisocola, conchas de abulón y otros.

Dados Machu Picchu Crowdfunding
Los dados Machu Picchu fueron elaborados manualmente por las manos de hábiles artesanos. Fuente: Kickstarter

Con ellos se busca crear una nueva alternativa para los amantes de los juegos de mesa. Viene con tres diseños: uno similar al dado clásico, “apu” que reúne figuras y elementos de la cultura inca y otro con la iconografía vista en el calendario anual de los Incas. La meta inicial fueron $15,000 pero lograron recaudar un total de $38,154.

Viviendo a través de las selvas

Vamos ahora al mundo audiovisual. Esta campaña de crowdfunding fue una iniciativa de la asociación sin fines de lucro Construye Identidad. La cual promueve el uso de materiales locales y técnicas tradicionales para construir comunidades rurales en Perú. Su objetivo fue hacer un documental que muestra la vida cotidiana en las selvas tropicales de Perú, Indonesia, Honduras y Camerún.

A través de la producción, se quiso mostrar los desafíos que conlleva vivir en estos lugares: falta de electricidad, agua y aguas residuales apropiadas. Todo se hizo por medio de varios equipos que viajaron a selvas de estos países para documentar los hechos. La campaña tenía una meta de $32,000 la cual lograron cumplir exitosamente.

2 mujeres quechuas, 8000 millas, de Cusco a Santa Fe

Continuando con el tema, tenemos a dos mujeres quechuas llamadas Sabina y Magdalena. Ambas diestras tejedoras y expertas artesanas. Ellas fueron invitadas a participar el Mercado Internacional de Arte Popular de Santa Fé, en México. Un evento que se celebra anualmente del 12 al 14 de julio.

Amawaki Crowdfunding
(En el centro) Sabina y Magdalena, ambas hábiles artesanas de Perú, fueron invitadas al Mercado Internacional de Arte Popular de Santa Fe en representación de Amawaki. Fuente: Kickstarter

Ambas artesanas irían en representación de la organización sin fines de lucro Amawaki, la cual empodera a las mujeres artesanas andinas de Perú y las conecta con el mercado global. El objetivo de la campaña era recaudar dinero para ayudar a Sabina y Magdalena a llegar a Santa Fe. Para que así pudieran promocionar su artesanía en este evento líder de arte popular.

Supay

Terminamos con un cortometraje realizado por el director de fotografía y productor peruano Diego Sarmiento y la actriz, directora y guionista alemana Sonia Ortiz. Tiene por título Supay y se trata de la historia de dos mujeres, Valya y Paz, quienes mantienen una relación amorosa entre ellas. Pero se ven asediadas por problemas como el rechazo social y familiar, la violencia y la discriminación.

Es la primera producción cinematográfica con temática LGBT filmada en Cusco, Perú. Días antes de su filmación, hubo varias protestas ante la violencia contra las mujeres y la comunidad LGBT. Lo que llevó a Sonia y Diego a crear un cortometraje que trate sobre estos dos temas polémicos en Perú. La campaña se hizo con el fin de obtener fondos para llevar a cabo la postproducción. Y logró cumplir su meta de 3,000 euros.

¿Te gustó esta entrada? Por favor, ¡compártela en tus redes sociales! ¡Gracias por leernos!

Podría interesarte: 4 casos de negocios que se reinventaron debido a la crisis

Perú, ¡el crowdfunding siempre estará en tus manos!