La popularización del crowdfunding hasta lo que conocemos hoy ocurrió durante los años 90. Actualmente existen muchas plataformas que permiten financiar proyectos con este método de financiamiento. ¿Pero qué empezó todo? ArtistShare, considerada la primera plataforma de crowdfunding de la historia.

ArtistShare, la primera plataforma de crowdfunding

En una entrada de blog pasada, habíamos hablado sobre como los músicos impulsaron el crowdfunding. Y mencionamos a Extremoduro y a Marillion como dos bandas musicales que empezaron esa tendencia. Ambos casos, en especial el de Marillion, ayudaron a que el crowdfunding comenzara a hacerse conocido. Es aquí cuando llega el emprendedor estadounidense Brian Camelio, quien se fija en ello.

Era 1998, Camelio decide fundar un sitio web de recaudación de fondos para organizaciones sin fines de lucro. Sin embargo, este negocio no tuvo éxito y tuvo que ser cerrado poco después. A pesar de ello, la experiencia le ayudó a involucrarse en otros proyectos sobre tecnología y financiamiento. Ya en 2000, Camelio tiene la idea de crear un sitio de recaudación de fondos para artistas.

Si quieres, puedes leer esta entrada en inglés.

Así es como en 2001 nació ArtistShare, en una época donde la palabra “crowdfunding” aún no era usada. La idea detrás de su emprendimiento era simple. Según un artículo de Livemint, él pensó que los fans de los artistas podrían ayudarles a financiar álbumes musicales. Aquellos que serían lanzados únicamente en Internet. Para la época, este demostraba ser un negocio atractivo. Porque ofrecía mejores términos y condiciones para los músicos.

Una de las razones que inspiraron a Camelio a crear ArtistShare, eran las injusticias de las compañías discográficas del momento. Las cuales solo daban una pequeña parte de las ganancias a los músicos tras la venta de sus discos. Y además, se quedaban con los derechos de las cintas maestras de un artista. En los próximos años, esta plataforma de crowdfunding comenzaría a ganar mucha notoriedad.

ArtistShare Nominaciones Grammy
Fue a partir de artistas con campañas exitosas y nominados/ganadores del Grammy que ArtistShare tiene la reputación que tiene hoy en día. Fuente: ArtistShare

Popularización y crecimiento de ArtistShare

A partir de 2003, ArtistShare experimentaría un éxito considerable. Algunos de los proyectos que surgieron en esta plataforma, lograban financiarse. Pero no solo eso, también comenzaron a convertirse en nominaciones al Grammy. 30 de ellos, según el sitio web, fueron nominados a un Grammy. Y otros 10 si obtuvieron el premio Grammy. Esto no hizo sino contribuir a darle una buena reputación a ArtistShare.

Pero en ese mismo año sucedió algo que marcó un punto y aparte en la historia de esta plataforma. La célebre música y compositora estadounidense Maria Schneider realizaría una campaña en ArtistShare. Sería para poder financiar su cuarto álbum de jazz Concert in the Garden. Según Livemint, ella decidió usar la plataforma porque sentía no recibir suficientes ingresos dentro de su compañía discográfica.

Maria Schneider Campaña ArtistShare
La campaña de crowdfunding de María Schneider recibió contribuciones de entre $9 e incluso $18,000. Debido a la variedad de su sistema de recompensas. Fuente: itunes.apple.com

Esto se debe a que ArtistShare otorga el 85% de las ganancias al artista. La plataforma funciona también como un sello discográfico para álbumes de Internet. Y a su vez, le cede los derechos de las cintas maestras al músico que grabó el álbum. Schneider empleó el crowdfunding de recompensas para otorgar beneficios a los contribuidores de su campaña. Y de esa manera logró alcanzar su meta y recaudar $90,000.

El álbum fue un éxito comercial y recibió buenas críticas por parte de su audiencia. Tanto así que posteriormente recibiría cuatro nominaciones al Grammy. Y ganó uno de ellos por “Mejor Álbum de Grupo de Gran Formato”. Siendo el primer álbum lanzado solo en Internet en recibir un Grammy. A partir de esta campaña exitosa, ArtistShare logró alcanzar un gran estatus como plataforma de crowdfunding.

Actualmente, esta plataforma continúa activa y pasó a convertirse en una organización sin fines de lucro. Brian Camelio es considerado uno de los “padres” del crowdfunding. A partir de ArtistShare comenzaron a salir otras plataformas de crowdfunding en los años siguientes, como Kickstarter e Indiegogo. Muchos consideran que esta plataforma impulsó no solo el crowdfunding, sino el modelo de negocios de la música como tal.

¡Muchas gracias por leer esta entrada! Esperamos que te haya gustado. Te invitamos a que la compartas en redes sociales con tus amigos. Así les ofreces contenido interesante para leer y nos ayudas a llegar más lejos.

Podría interesarte: 4 métodos de financiamiento que podrían causarte muchas deudas

¿Qué opinas tú de ArtistShare…?