Bueno, no precisamente antes que nadie. Pero si los primeros en hacerlo en el siglo pasado. Curiosamente, los músicos estuvieron entre los primeros pioneros que emplearon este método de financiamiento. Tanto bandas como artistas independientes lo han usado para financiar sus proyectos. ¿Pero cómo empezó todo? Hoy lo explicaremos.

Los músicos como pioneros del crowdfunding

Podemos decir con seguridad que el primer uso del crowdfunding no provino de un músico. Sin embargo, a finales de los 80 e inicios de los 90 se registraron algunas de las primeras “campañas” de crowdfunding. Efectuadas nada más y nada menos que por bandas musicales. A partir de aquí, el crowdfunding comenzaría a popularizarse lentamente en el mundo.

Algunos consideran que la banda de rock británica Marillion fue la primera en empezar esta tendencia. Pero otros argumentan que el uso más cercano al crowdfunding de parte de una banda ocurrió antes. En el año 1989 en España, por el grupo de rock español Extremoduro. Ellos tuvieron la idea de vender cupones de 1000 pesetas a cambio de cupones con los que se podría obtener un copia gratis de su primer disco. Recaudaron 250,000 pesetas.

extremoduro crowdfunding
Rock transgresivo (1989) fue el primer álbum de la banda Extremoduro. Financiado de forma similar a ofrecer “recompensas” a cambio de dinero en el crowdfunding tradicional. Fuente: El Dromedario Records

No obstante, el primer caso conocido de una campaña de crowdfunding como se conoce hoy fue en 1997. Precisamente con el grupo Marillion, quienes si hicieron una campaña en Internet. A través de ella lograron que sus fans contribuyeran $60,000. Con el fin de que pudieran realizar una gira en los Estados Unidos. El éxito de esta campaña fue tal que en años posteriores, financiaron otros álbumes con crowdfunding.

Este último evento permitiría la popularización del crowdfunding aunque a paso lento. Lo cierto es que pasarían muchos más años antes de que tan siquiera la palabra “crowdfunding” comenzara a usarse. En años anteriores, la palabra “financiamiento” ni siquiera estaba tan de moda. Pero a inicios del 2000, el “crowdfunding” en Internet comenzaría a popularizarse entre músicos y artistas como tal.

Querido lector/a, puedes leer esta entrada en inglés.

La proliferación del crowdfunding por la música

La campaña de crowdfunding de Marillion llamó mucho la atención en su momento. Esto inspiró al artista y productor musical Brian Camelio a crear la que se considera como la primera plataforma de crowdfunding de la historia. ArtistShare, creada en 2000 y dirigida exclusivamente para músicos como tal. A partir de aquí, artistas de la talla de Maria Schneider comenzarían a hacer campañas en esta plataforma.

En años siguientes, el crowdfunding se haría más popular y nacería otra plataforma: Sellaband. La cual fue fundada en 2006 precisamente para que artistas pudiesen financiar sus álbumes a través de fans. Aquí llegaría otra campaña de crowdfunding que se haría levemente reconocida. Esta vez perpetuada por la banda de garage rock japonesa Electric Eel Shock.

eletric eel shock pioneros crowdfunding
Electric Eel Shock es considerada una banda pionera del crowdfunding. Al haber logrado financiar sus proyectos a través de sus fans. E incluso llegaron a crear su propia plataforma de crowdfunding en 2012, llamada Fan-Bo.com. Fuente: Overdrive.ie

Pero curiosamente en 2004, dos años antes de esa campaña, esta banda recaudaría 10,000 libras esterlinas. A través de 100 fans que contribuyeron dinero para obtener una membresia de por vida a su lista de invitados. Ya en 2006 lanzan una campaña en Sellaband, lograron recaudar $50,000 a través de sus fans. Ellos se convirtieron en la primera campaña en esta plataforma en recaudar esta cifra rápidamente.

Entre 2007 y 2009 el crowdfunding se llegaría a conocer como lo hacemos hoy. A través de Kickstarter e Indiegogo. Pero incluso aquí, el crowdfunding musical no dejaría de ser relevante. En 2012, la cantante estadounidense Amanda Palmer haría una de las campañas de crowdfunding más famosas de la industria musical. Su intención era recaudar $100,00 para producir un nuevo álbum y un libro de arte. Pero al final terminó recaudando $1.2 millones.

amanda palmer campaña kickstarter
Theatre Is Evil (2012) fue el álbum de Amanda Palmer que ella logró financiar con una campaña. Demostrando que el éxito ancestral del crowdfunding musical recae en la conexión que un cantante tiene con sus fans. Fuente: ypoiw

En las últimas décadas se han registrado innumerables campañas de crowdfunding musicales. A partir de ellas, otros sectores comenzarían a poner su mirada en este método de financiamiento. Permitiendo que negocios, empresas, organizaciones e industrias pudieran utilizarlo e incluso crear derivados del crowdfunding. Pero algo está claro: los músicos en gran parte ayudaron a dar a conocer el crowdfunding al mundo.

Te damos muchas gracias por leer esta entrada, ¡esperamos que te haya gustado! Por favor, te invitamos a que la compartas en redes sociales con tus amigos. Así nos ayudas a llegar más lejos y compartes contenido interesante con ellos.

Podría interesarte: 5 series de televisión que se financiaron con crowdfunding

¡Así es como los músicos los empezaron todo!

Tagged with: , , , , , , , , , ,