En los últimos años, el crowdfunding ha ido ganando impulso internacional en el financiamiento de millones de proyectos y empresas, de hecho, ya sea que esté firmemente anclado en algunos países en desarrollo o grandes potencias, el crowdfunding lo encontramos en los cinco continentes.

Asia no tiene mucho peso en el mercado de crowdfunding. Sin embargo, desde hace algunos años, esta plataforma se ha ido desarrollando poco a poco en los paísesorientales. Aunque este desarrollo todavía es un poco tímido, los grandes países asiáticos como Japón, China y Corea del Sur ya tienen historia, plataformas internas y leyes de financiamiento colectivo que protegen este movimiento.

JAPÓN

Bandera de Japón

Japón está muy involucrado y es un jugador importante en el ámbito del Crowdfunding. De hecho, el país ha visto el lanzamiento de muchas plataformas desde 2010. Aunque estas todavía se limitan a donaciones, con o sin contrapartes, están empezando a ganar notoriedad y construir una gran participación a nivel internacional en este ámbito.

Entre las plataformas principales, podemos mencionar Countdown, la cual fue lanzada en 2010, que pudo ver a través de su estructura, muchas campañas exitosas; por otro lado está CampFire, la plataforma dedicada a proyectos creativos, Maneo y Readyfor, ambas lanzadas en 2011.

En el 2015 el país adopta una nueva legislación en esta área: la Ley de Instrumentos Financieros e Intercambio de Japón, donde se empezó a facilitar la práctica de la equidad para permitir que las empresas de nueva creación recauden fondos y que las plataformas no japonesas extiendan sus diversas ofertas a Japón.

También en el 2015, la división  Sony de Japón lanza First Flight, una plataforma de crowdfunding con la que ofrecen a los empleados de la compañía una herramienta eficaz a la hora de obtener financiamiento para sus propios proyectos, además, también permite reservar o comprar aquellos productos que hayan sido financiados por los usuarios de la web. Es importante tener en cuenta que First Flight únicamente está disponible para los empleados de Sony residentes en Japón; sin embargo, no sería de extrañar que, de ganar relevancia, se extendiese al resto del mundo próximamente.

Esto nos demuestra que las grandes empresas empiezan a ver ventajas en el micromecenazgo y los beneficios que tiene para sus intereses en la generación de nuevas ideas y proyectos, y que el crowdfunding en el ámbito tecnológico pone de manifiesto el gran poder de tracción y la capacidad de atraer inversiones y crear una comunidad en torno a las nuevas ideas en materia de electrónica.

CHINA

Bandera de China

El mercado de crowdfunding en   China no es tan grande ni está tan   desarrollado como el de Occidente.   Sin embargo, las empresas chinas   están recaudando cada vez más   capital a través del financiamiento   colectivo, ganando inversiones por   un total de más de $500 millones.

La plataforma de financiación colectiva JD de China se lanzó en 2014 y para el 2016, ya había recaudado $ 670 millones de dólares, aproximadamente una quinta parte de lo que Kickstarter había acumulado en todo el mundo desde 2009. En 2014, Yulebao, una plataforma china del gigante de comercio electrónico Alibaba, que permite a las personas realizar microinversiones en películas, alcanzó su objetivo de financiamiento de $11.77 millones de dólares en solo cinco días, esto solo nos demuestra el éxito de este mercado y lo que puede lograr.

En general, los patrocinadores chinos tienden a centrarse más en las recompensas que los patrocinadores en los EE.UU. y el Reino Unido. El crowdfunding basado en acciones, donde a los patrocinadores se les ofrecen acciones a cambio de un respaldo financiero, se ve como un riesgo más alto y menos atractivo en China, así que el Crowdfunding basado en recompensas es el más popular en el país asiático, especialmente cuando los posibles patrocinadores pueden ver una vista previa del concepto y se les ofrece acceso anticipado al producto final.

A partir de 2016, hubo más de 400 plataformas de financiamiento colectivo en China, en comparación con 283 en 2015, y el número sigue creciendo de manera constante. La mayoría de las plataformas Crowdfunding en China están a cargo de gigantes de comercio electrónico. Alibaba, JD.com (el equivalente chino de Amazon) y Xiaomi, siendo estos los que dominan los mercados de comercio electrónico y del Crowdfunding en China. AngelCrunch se presenta como la plataforma de financiación colectiva número uno de China, con más de 300 millones de RMB (más de $ 43 millones de dólares) recaudados hasta el momento.

También está DemoHour, que se ejecuta de manera similar a Kickstarter, por lo que los proyectos no reciben financiamiento si no alcanzan sus objetivos de financiamiento. ZhongChou es una plataforma basada en recompensas que sigue una premisa similar de financiación de todo o nada, ya que ha conectado más de 2,000 proyectos con patrocinadores hasta el momento. CTQuan ha recaudado más de $ 4 millones de dólares para su servicio de crowdfunding estilo AngelList.

La Asociación de Valores de China emitió su primer borrador de normas de financiación colectiva de fondos de capital en 2014, que exige a los inversores cumplir ciertos requisitos previos para realizar inversiones, pero estas normas varían según las industrias y continúan desarrollándose. Actualmente, no parecen estar obstaculizando la creciente industria de crowdfunding de China.

Incluso los empresarios no chinos utilicen estas plataformas de financiación colectiva en China y viceversa. De hecho, algunas empresas chinas como la compañía de inteligencia artificial Mobvoi han recaudado dinero con éxito en plataformas de crowdfunding occidentales como Kickstarter. Este intercambio puede ir en ambas direcciones.

COREA DEL SUR

Bandera de Corea del Sur

La formación de capital en línea se legalizó por primera vez en Corea en enero de 2016 mediante una legislación que creó modificaciones a la Ley de Mercado de Capitales. Actualmente, hay 14 plataformas de Crowdfunding registradas con la Comisión de Servicios Financieros de Corea (FSC).

Adiz, una de las plataforma de Crowdfunding más grandes de Corea del Sur, ha compartido un informe reciente sobre financiación colectiva de capital que indica un mercado en crecimiento. Originalmente, el límite anual por empresa para el financiamiento colectivo se fijó en Krw 2 millones, aproximadamente USD $ 623,000. Eso fue considerado demasiado bajo por el FSC y desde entonces se ha incrementado en 2018 a Krw 2 mil millones o USD $ 1.8 millones.

Wadiz es la mayor plataforma de Crowdfunding en Corea que ofrece financiación colectiva basada en recompensas y otras en acciones. Como una empresa Nº 1 de Crowdfunding en Corea y es la que ha estado batiendo los récords en montos y participantes financiados desde su lanzamiento en 2012.

Según Wadiz y un informe publicado durante los primeros 6 meses de 2018, hasta la fecha, el monto del financiamiento en el Crowdfunding muestra un doble crecimiento en comparación con el primer semestre de 2016. Además, los inversores en el financiamiento colectivo del capital social se han cuadruplicado en crecimiento y han aumentado 17% respecto al segundo semestre de 2017.

Desde su inicio, el 70% de las compañías que recaudaron capital a través del crowdfunding han sido valuadas en USD $ 4.4 millones o menos. Pero a medida que aumentan los límites, se dice que las compañías más grandes buscan utilizar el crowdfunding como un vehículo para aumentar el capital de crecimiento.

Wadiz cree que el financiamiento colectivo a la inversión está teniendo un impacto en la provisión de acceso a capital para las empresas en etapa temprana. Una agencia reguladora que está dispuesta a ajustar y mejorar el entorno regulatorio claramente ha sido beneficiosa para el ecosistema surcoreano.

El 5 de julio de este año, el gobierno de Corea del Sur anunció planes para aflojar las reglas de Crowdfunding al permitir que todas las pequeñas y medianas empresas (PYME) accedan al proceso de recolección de fondos o dinero de un gran grupo de personas, independientemente de la duración de las operaciones comerciales. Bajo la regla actual, las PYMEs menores de siete años tienen derecho a financiación colectiva.

Según el plan, el límite de la inversión minorista se elevaría a 10 millones de won, con el techo de inversión duplicado para los inversores experimentados. El límite de oferta pública también se duplicaría a 2 mil millones de won. Más compañías se beneficiarían de las deducciones fiscales, ya que las reglas de elegibilidad se relajarán para incluir nuevas empresas en sus primeros siete años de operación. El alcance del crowdfunding también se ampliaría para incluir las industrias de restaurantes y belleza.

Sin duda alguna, con estas acciones, nos podemos dar cuenta de que los grandes países asiáticos están encaminados a convertirse en potencias del mundo del Crowdfunding.

Tagged with: , , , , ,