Ya no es suficiente con trabajar simplemente por correo. Las redes sociales son la nueva publicidad que deben aprovechar las ONGs, no solo porque las donaciones en línea están creciendo, sino que las personas estarán al tanto de la organización a través de múltiples puntos de contacto, lo que logra que se mantengan fieles por más tiempo. Han supuesto un antes y un después en la comunicación y en la sociedad, así que ya es hora de que le empieces a dar las misma importancia que a otra herramientas de comunicación.

La mayoría de las organizaciones no gubernamentales envían mensajes de correo electrónico, pero cuando se trata de redes sociales, se suele descuidar la estrategia.

Por ello, Solidaridad Latina te invita a seguir estos pasos claves para organizar tu estrategia de redes sociales e integrarla con los correos y comunicaciones por correo electrónico. 

Estos son los pasos a seguir:

1. Poner tu plan de redes sociales por escrito

Escribir tu estrategia de redes sociales te ayuda a:

• Ver dónde deben integrarse las cosas.

• Hacer las preguntas correctas.

• Averiguar qué recursos se necesitan.

• Determinar cómo podrías adquirir los recursos necesarios.

• Persuadir al liderazgo de por qué se necesita el plan.

Por ello es importante lo siguiente:

• Realizar una auditoría de comunicaciones y recaudación de fondos en línea (como un análisis FODA).

• Crear un plan estratégico que juegue con las fortalezas y mitigue las debilidades.

• Desarrollar objetivos mensurables, asignar responsabilidades e incluir líneas de tiempo.

• Crear un presupuesto para respaldar el plan y obtener la participación de los interesados.

• Desarrollar metodologías para rastrear y evaluar el éxito.

2. Construir de forma activa tus redes sociales y listas de correo electrónico

El correo electrónico es tu herramienta social más importante. Las redes sociales son la siguiente herramienta más importante. Por ello debes realizar la curaduría de ambas listas.

Crea tu lista de correo electrónico con una lista prominente de opciones en tu página de inicio y en las páginas más vistas, ofreciendo un incentivo para registrarse.

Convierte a los suscriptores de correo electrónico agregando llamadas audaces: “Síguenos en Twitter”. “Síguenos en Facebook”. “Conéctate con nosotros en Instagram”. Incluye llamadas para seguir en los correos de agradecimiento.

Convierte a los seguidores de redes sociales en suscriptores de correo electrónico. “Nuestro próximo boletín sale mañana” con una captura de pantalla de lo que obtendrán.

Fusiona las herramientas. Ejecútalas juntas y allí tendrás sinergia. ¿Tu meta? Permitir que tus seguidores y suscriptores te vean constantemente contando historias de impacto.

3. Integrar las redes sociales en campañas de donaciones en línea

La gente dice que las redes sociales actúan como el recordatorio final que desencadena sus donaciones.

Anima a compartir los mensajes de tus campañas. Aproximadamente una de cada tres donaciones se realizan directamente a través del uso compartido de redes sociales. La tecnología ahora permite a las personas tomar el control y compartir lo que han hecho. ¡Empodéralos!

4. Compartir contenido escrito frecuentemente

Sin una estrategia de marketing de contenido, las redes sociales no funcionan. Y el contenido largo (1.200 a 1.500 palabras) es más compartido que las publicaciones breves. Publica por lo menos dos veces al mes, si eres una organización pequeña. Si tienes una más grande, apunta a las publicaciones semanales.

Algunos ejemplos de contenido son:

• Contar historias de éxito. ¡Las victorias de tus donantes!

• Publicar ensayos fotográficos que muestran el impacto de la campaña.

• Presentar actualizaciones de campaña

Asegúrate de que todo tenga un llamado a la acción, así como información de intercambio social.

5. Crear / compartir contenido visual constantemente

El texto no es suficiente. Cuando integras elementos visuales obtienes un mayor rendimiento para tu inversión en comunicaciones. Especialmente en las redes sociales, el contenido visual hace clic y se comparte con más frecuencia que el texto.

Crea gráficos de redes sociales específicos para campañas de fin de año, campañas diarias o noticias de última hora e incorpora estadísticas convincentes.

Diseñar estos gráficos atractivos será cada vez más importante, ya que te permiten aprovechar su impacto emocional y el poder impulsar las donaciones con algo que está marcando tendencia.

6. No ignorar tu página de LinkedIn

Con frecuencia, se pasa por alto a LinkedIn, pero la realidad es que puede ser un excelente recurso para organizaciones no gubernamentales.

Asegúrate de optimizar el perfil completando todos los renglones, actualizándolo regularmente e incluso publicando artículos para establecerte como un líder intelectual y crear compromiso. La participación en LinkedIn es más alta que Facebook o Twitter, así que no lo desestimes.

Son 6 pasos a seguir muy sencillos, así puedes crear tendencia y hacerte notar en este nuevo mundo que son las redes sociales.

¿Te gusto todo lo que solidaridad te recomienda? No olvides compartir el post y seguirnos por todas nuestras redes sociales.